Italia,  Venecia

Cómo entrar sin colas (¡gratis!) en la Basílica de San Marco – Venecia

No soy muy partidaria de escribir un artículo sólo para dar consejos prácticos, pero cuando descubres algún truco viajero que te facilita la vida lo lógico y coherente es compartirlo.

Así que tras nuestro Cómo entrar sin colas (¡gratis!) en la Basílica de San Pedro – El Vaticano llega Cómo entrar sin colas (¡gratis!) en la Basílica de San Marco – Venecia. 

Venecia, una ciudad única

Venecia, una ciudad muy especial

En cuanto salí de la estación de tren de Santa Luzía y puse un pie en la ciudad supe que mi idilio con Venecia no había hecho más que empezar. Si alguna vez he sentido algo similar al Síndrome de Stendhal, esa especie de transtorno psicosomático que se produce cuando admiramos de forma continuada una cantidad ingente de arte, sin duda fue allí, en mi querida Venecia.

Son muchas las ciudades que quieren convertirse en Venecia sin alcanzar a serlo. Ámsterdam como la «Venecia del norte», Aveiro como la «Venecia portuguesa», todas ciudades muy bellas pero ninguna tan singular y única como la auténtica Venecia. 

Una ciudad formada por 119 islas y construida en el año 421 sobre pilotes de madera en plena laguna ya despierta de por sí toda mi admiración.

Si además le sumamos el encanto de sus canales, la ausencia de coches, que toda ella es casco histórico, que sus edificios se conservan como antaño, con esa decadencia mágica que sólo confiere el paso del tiempo y que está plagada de arte por los cuatro costados, ya tenemos la perfecta conjunción para dar forma a una de mis ciudades preferidas en el mundo.

⇓⇓⇓¿Quieres saber más sobre Venecia?⇓⇓⇓

Venecia, una ciudad muy turística

Interior del Puente Rialto, una de las zonas más turísticas de Venecia

Lo que ocurre con todos los lugares bellos y con casi todas las ciudades italianas es que todo el mundo quiere conocerlas, visitarlas y fotografiarlas, por lo que siempre, siempre, sea cual sea la época del año, están llenas de gente.

Es el caso de Venecia la mayor parte de los turistas se concentran en la Piazza de San Marco y los alrededores del Puente Rialto ya que más del 50% de sus visitantes son cruceristas que permanecen pocas horas en la ciudad y disponen del tiempo justo para ver lo más característico de la misma.

Y sí, todavía quedan zonas en Venecia fuera de ese circuito turístico básico en las que perderse y alejarse de las multitudes, como los sestieres de Cannaregio o Castello.

⇓⇓⇓Echa un vistazo a este artículo y sabrás de qué te hablo⇓⇓⇓

Fondamenta Misericordia, el secreto mejor guardado de Venecia

La Basílica de San Marco, un templo divino

Piazza San Marco desde el campanario de San Giorgio Maggiore

La Piazza de San Marco es la única considerada plaza en la ciudad, ya que las demás, por su reducido tamaño y su menor importancia frente a ésta, se denominan «piazzetas».

Es uno de los puntos más frecuentados de Venecia y, sin duda, el corazón de la ciudad, donde se dan cita la masa de turistas ávidos de arte con los vendedores ambulantes y las numerosas palomas en busca de sus miguitas de pan.

En San Marco, como a mí me gusta llamarla, con el topónimo original y no como San Marcos, se ubican varias construcciones importantes, como el Palacio Ducal, el Museo Correr o uno de los miradores imprescindibles de la ciudad: el Campanile.

Pero la gran protagonista es la Basílica de San Marco, el templo más importante de Venecia cuya construcción comenzó en el año 828 para albergar el cuerpo de San Marco, traído de Alejandría. La basílica, que se convirtió en catedral de la ciudad en 1807, tiene planta de cruz latina, 5 impresionantes cúpulas e innumerables y característicos mosaicos dorados en pan de oro, algunos que datan del siglo XIII.

Para visitar algunas zonas de la Basílica de San Marco como la Pala de Oro, el Museo y el Tesoro hay que pagar una entrada, pero acceder al interior es gratuito. Esto hace que se formen interminables colas en el exterior que todo viajero que se precie intenta evitar por todos los medios.

Y así nos vamos acercando al «quid» de la cuestión: ¿cómo nos libramos de las colas en nuestra visita a la Basílica de San Marco?

Cómo entrar sin colas (gratis) en la Basílica de San Marco

La Basílica de San Marco, un templo de otro mundo

Pues bien, vamos al grano. Antes de viajar a Venecia seguramente te pondrás a investigar sobre cómo visitar la Basílica de San Marco y evitar las colas. En tu búsqueda te encontrarás cientos de artículos que te dirán que puedes saltarte esas colas mediante una visita guiada y te conducirán a sus enlaces de afiliación.

Nosotros también lo haremos, porque visitar la Basílica de San Marco con una visita guiada es una opción tan válida como otra cualquiera, pero lo cierto es que hay una forma gratuita de acceder a la Basílica sin necesidad de guardar una cola kilométrica en el exterior y eso es lo que te vamos a contar en primer lugar.

Aquí es donde entra en juego lo que nosotros llamamos «el procedimiento de la mochila, que para ser sinceros descubrimos hace ya muchos años en el foro de viajes «Los Viajeros» .

En la fotografía inferior te señalamos un punto que es la consigna del Ateneo de San Basso. Esta consigna es un lugar gratuito donde dejar la mochila antes de tu visita a la basílica, ya que no está permitido entrar con bolsas grandes.

Consigna de San Basso donde dejar tu mochila para visitar la Basílica de San Marco

– Pero, ¿qué mochila? – te preguntas- Si yo no llevo una mochila.

Pues sí, para acceder sin colas a la Basílica de San Marco ese día deberás llevar una mochila, al menos de tamaño mediano o grande, para dejarla en la citada consigna.

Localizar la consigna de San Basso es muy fácil. Si te sitúas de frente a la basílica, a la izquierda encontrarás un callejón y una vez lo tomes, al principio del mismo y a tu derecha encontrarás la consigna. Allí te darán un ticket o resguardo que te da acceso directo a la basílica durante una hora. Ese resguardo lo presentas directamente en la puerta de entrada sin esperar cola. No pasa nada si te pasas un poco del tiempo estipulado, pues no hay un control estricto del mismo.

Resumimos: 

  • Llevar contigo una mochila.
  • Localizar la consigna de San Basso según nuestras indicaciones. 
  • Dejar la mochila guardada en consigna, donde te darán un resguardo.
  • Presentar el resguardo directamente en la puerta de acceso a la Basílica de San Marco sin esperar colas. 

¡Ya estás dentro de la Basílica de San Marco sin haber sufrido ninguna espera a las puertas del templo!

Ahora a alucinar con su interior, que te aseguramos te dejará con la boca abierta. Y es que la Basílica de San Marco es uno de los templos católicos más bellos del mundo y uno de los que más nos han gustado de todos los que hemos conocido en nuestra vida viajera.

*Lo mejor (o lo peor) es ver la cara de la gente que espera la cola, alguna con mochilas incluidas, cuando ve que tú accedes directamente sin esperar. Seguro que no han leído nuestra recomendación. Y quizá deberían.

**No olvides recuperar tu mochila en la consigna al finalizar tu visita. Si insistimos es porque conocemos algún caso que, con la emoción de ver San Marco, se olvidó la mochila hasta el día siguiente. Palabra.

Entrar a la Basílica de San Marco con visita guiada

Ya te hemos contado cómo entrar sin colas en la Basílica de San Marco y de forma gratuita.

Pero somos conscientes de que hay quien prefiere una visita guiada para disponer de explicaciones personalizadas y ahorrarse también las colas.

Si es tu caso, puedes contratar una visita guiada en español a la Basílica de San Marco 

AQUÍ

 

Otras visitas guiadas y excursiones de interés en Venecia


⇔ Te recordamos que ni éste ni ningún otro contenido de este blog está patrocinado. No aceptamos invitaciones ni patrocinios de guías, hoteles, restaurantes u oficinas de turismo a cambio de una buena crítica.

⇔ Pagamos de nuestro bolsillo todos los gastos de nuestros viajes y por ello todas nuestras opiniones son libres y no condicionadas.

⇔ Si te interesa nuestro contenido recuerda que puedes suscribirte a nuestra newsletter en la parte superior del blog para recibir cada uno de nuestros artículos en tu correo electrónico y así no perderte ni uno.

⇔ De acuerdo a nuestra política de transparencia te recordamos que utilizar los enlaces de afiliación no conlleva ningún coste para nuestros lectores, pero para nosotros supone un medio para mantener el blog activo. Te agradecemos su uso y esperamos que te resulten útiles.

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si continúa navegando entenderemos que está de acuerdo con la política de cookies, plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies