Ciudad del Vaticano,  Italia,  Roma

Cómo entrar sin colas en la Basílica de San Pedro – El Vaticano

Quanto è bella l’Italia! Cuna del gran Imperio romano, mecenas del fascinante arte renacentista y artífice de una de las comidas más deliciosas (y calóricas) que conocemos, la pasta, Italia se mantiene inalterable en el «top 5» de nuestros países favoritos del mundo.

Cualquier ciudad, pueblo, isla o rincón que decidas visitar en territorio italiano es apuesta segura: Italia, toda ella, desde la punta de la bota hasta el final de la misma, es bonita. Muy bonita.

Pero esto no se queda así, ya que en Italia hay una ciudad que se lleva la palma: es Roma.

Roma. Ro-ma. Y punto.

Verdad verdadera nº 1: Roma es muy bonita pero hay muchas colas. 

Eso sí, con Roma pasa como con todos los lugares bellos, que todo el mundo quiere verlos, así que están siempre masificados, llenos de gente, de turistas, viajeros o viajantes, englóbate en el grupo que prefieras porque tú (¡y yo!) también formas parte de la marabunta.

¡Horror! Tras el subidón que te da comprar un vuelo a tierras romanas una gota de sudor comienza a caer por tu frente pensando en el azote de cualquier viajero que se precie: las odiosas colas. Porque en los lugares y monumentos más famosos y concurridos de Roma siempre, pero que siempre, hay colas.

Tu mente te juega malas pasadas y comienzas a fabular, e incluso a soñar, con las dichosas colas: cientos de personas en fila bajo un sol infernal esperando durante horas para entrar en el Coliseo romano. Miles de almas humanas aguardando pacientemente bajo la lluvia en la explanada vaticana para acceder a la Basílica de San Pedro. Te despiertas con gran sobresalto por tan horrible pesadilla.

Pero ¿cómo esquivar a las masas y evitar, en lo posible, las molestas colas?

Verdad verdadera nº 2: queremos evitar las odiosas colas. 

Es un hecho que ya hemos constatado: en Roma y El Vaticano hay colas en todos o casi todos los monumentos más importantes. Y claro, tú quieres librarte de ellas, así que corres a San Google y te pones a buscar «cómo evitar las colas en…» o «cómo entrar sin colas en…» .

Pero sólo encuentras páginas que quieren venderte un tour guiado o derivarte a sus enlaces de afiliación, cosa muy lícita pero…

Pues bien, nosotros también lo hacemos pero…no sin antes explicarte la opción gratuita, llámala truco (legal, que conste) o procedimiento que puedes seguir para lograr evitar las colas en uno de los principales monumentos, y más visitados, de Roma: la Basílica de San Pedro, que en realidad pertenece a El Vaticano pero es visita imprescindible en cualquier viaje a la capital italiana.

¿Estás preparando un viaje a Roma? Te ayudamos

Busca los mejores vuelos a Roma aquí

Reserva los mejores hoteles en Roma aquí

Consigue 31 euros reservando un apartamento aquí

Los mejores tours por Roma aquí

 

Cómo entrar sin colas en la Basílica de San Pedro (El Vaticano)

El Vaticano es un estado minúsculo integrado en territorio romano que concentra en su pequeño tamaño (ojo, ¡menos de medio km cuadrado!) una cantidad de arte brutal que te costará asimilar. La Plaza de San Pedro, la Basílica y los Museos Vaticanos son visita ineludible en cualquier viaje a Roma y estoy segura de que tú tampoco te los quieres perder.

La Plaza de San Pedro no es problema: podemos acceder a ella sin colas ya que es un espacio abierto y de libre acceso. El quid de la cuestión está en la Basílica y los Museos, ¿cómo evitar las colas?.

Si tu intención es visitar tanto los Museos Vaticanos como la Basílica de San Pedro, este tip viajero es para tí. Si, de lo contrario, no piensas entrar en los Museos pero sí visitar la Basílica…poco podemos hacer por ayudarte: madruga mucho para intentar evitar las interminables colas que se forman en la entrada.

Y que la suerte te acompañe.

Nuestro truco para entrar sin colas en la Basílica de San Pedro.

Para poner en práctica nuestro tip viajero para evitar las colas en la Basílica de San Pedro la clave está en visitar en primer lugar los Museos Vaticanos. Ve a primera hora y entrarás sin problema, sin apenas colas ni esperas, y si viajas con niños pequeños acércate directamente a la entrada porque tienes preferencia.

Una vez dentro, disfruta de la visita, si es que puedes o te dejan, ya que la masificación de este impresionante museo es importante. La visita concluye en la Capilla Sixtina, a la que llegarás cruzando las magníficas Estancias de Rafael, una de mis zonas preferidas.

Al contemplar la espectacular obra del gran Miguel Ángel en la Capilla Sixtina te quedarás sin palabras, sin aliento y, si tienes una mínima sensibilidad artística, te embargará el Síndrome de Stendhal. Vamos bien.

Llega la hora de abandonar la Capilla Sixtina y aquí viene el truco, recomendación o como quieras calificarlo, para lograr ir directamente desde la Capilla Sixtina a la Basílica de San Pedro: toma nota.

⇓⇓ La Capilla Sixtina tiene dos salidas ⇓⇓

  • A la izquierda, la salida del público «normal», que da directamente a la calle, por lo que si sales por ella tendrás que hacer cola en la Plaza de San Pedro para poder entrar a la Basílica.
  • A la derecha la salida de grupos, que es para grupos que van acompañados de guía. Ésta salida está señalizada con un cartel bien visible que indica «Gruppi» y es la salida que debes tomar porque desemboca directamente en la Basílica. 

Pero ¿cómo voy a tomar la salida de grupos si no voy en grupo guiado y debería salir por la izquierda?, te preguntas. Hazme caso y convéncete: sí que vas en grupo, de hecho vas justo detrás de un grupito que sale delante de tí. Simplemente síguelo, baja las escaleras tranquilamente y verás como no pasa nada y vas a dar justo al interior de la Basílica de San Pedro sin necesidad de hacer cola en el exterior.

No te preocupes, no estás infringiendo ninguna norma, ni dejando de pagar ninguna entrada, pues el acceso a San Pedro es totalmente gratuito (sólo se paga por subir a la cúpula). Nadie te parará ni te dirá nada.

⇒ Apunte: si llevas a tu hijo/a en silla infantil tendrás que dejarla en una consigna que encontrarás allí mismo y te facilitarán una especial. Suponemos que es para no deteriorar demasiado el pavimento de la Basílica.

⇒ Objetivo cumplido.

Puede que en el acceso a los Museos Vaticanos encuentres alguna cola (si vas con niños pequeños o sillas de bebé cero cola porque tienes entrada preferente) pero te ahorrarás las inmensas filas de espera de entrada a San Pedro, que a veces duran horas.

Ahora, a alucinar con la Basílica. Ya sabes: el inmenso y recargado Baldaquino barroco de Bernini, las impactantes Tumbas Papales, la delicada Piedad de Miguel Ángel, la gigantesca cúpula y mucho más.

Entrar sin colas a la Basílica de San Pedro con visita guiada

Ya te hemos contado cómo entrar sin colas en la Basílica de San Pedro y de forma gratuita.

Pero somos conscientes de que hay quien prefiere una visita guiada para disponer de explicaciones personalizadas y ahorrarse también las colas.

Si es tu caso, puedes contratar una visita guiada en español que incluye  los Museos Vaticanos

y la Basílica de San Pedro AQUÍ

 


⇔ Te recordamos que ni éste ni ningún otro contenido de este blog está patrocinado. No aceptamos invitaciones ni patrocinios de guías, hoteles, restaurantes u oficinas de turismo a cambio de una buena crítica.

⇔ Pagamos de nuestro bolsillo todos los gastos de nuestros viajes y por ello todas nuestras opiniones son libres y no condicionadas.

⇔ Si te interesa nuestro contenido recuerda que puedes suscribirte a nuestra newsletter en la parte superior del blog para recibir cada uno de nuestros artículos en tu correo electrónico y así no perderte ni uno.

⇔ De acuerdo a nuestra política de transparencia te recordamos que utilizar los enlaces de afiliación no conlleva ningún coste para nuestros lectores, pero para nosotros supone un medio para mantener el blog activo. Te agradecemos su uso y esperamos que te resulten útiles.

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si continúa navegando entenderemos que está de acuerdo con la política de cookies, plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies