blog de viajes

Destinos, rutas y guías de viaje para trotamundos

Burano y Murano: dos islas mágicas muy cerca de Venecia

En nuestro viaje a Venecia teníamos muy claro que íbamos a dedicar un día a visitar las islas de Burano y Murano, que ya se han convertido en un imprescindible en todo viaje a Venecia que se precie.

Si hay algo que recomiendo es madrugar mucho para evitar las masificaciones que, si bien son inevitables en dos lugares tan turísticos como estos, os aseguramos que se pueden controlar levantándonos muy pronto y llegando así a los sitios antes que nadie.

Nosotras visitamos en primer lugar Burano y dejamos Murano, la más próxima a Venecia, para el final. En un principio queríamos incluír Torcello para ver Santa María della Assunta, pero no nos cuadraban bien los horarios y decidimos descartarla.

Cómo llegar a Burano y Murano desde Venecia

Qué ver en Burano: Canales de Burano

Llegar a Burano y Murano desde Venecia es muy sencillo. Sólo hay que dirigirse a Fondamente Nove para tomar el vaporetto. Hay varias líneas pero aconsejamos tomar la nº 12, que para primero en Murano y después va a Burano. Puedes consultar las líneas y horarios aquí.

La Travel Card es válida para estas visitas y es obligatorio validar la tarjeta en la entrada del vaporetto como en cualquier otro trayecto. De hecho nosotras usamos nuestra Travel Card 24 horas que habíamos activado la noche anterior para dar un paseo nocturno por el Gran Canal y visitar Dorsoduro y La Salute.

Una vez llegues a destino, hay unos paneles informativos con los horarios de cada una de las líneas. Es muy útil sacarle una foto y así no te olvidarás de la hora en que sale el vaporetto a tu próximo destino.

La frecuencia de Murano a Burano y viceversa es alta, cada 20 minutos, aproximadamente, sale un vaporetto.


Qué ver en Burano y Murano

A continuación te cuento las cosas más importantes que ver en Burano y Murano y, según tus gustos e intereses, tú decides tus visitas.

Qué ver en Burano, la isla más colorida de Venecia

Qué ver en Burano

Tomamos el vaporetto 12 en Fondamente Nove y, tras un trayecto de unos 45-50 minutos, alcanzamos nuestro primer destino del día: Burano. Eran las 8:45 de la mañana y nosotras ya estábamos en una de las islas más bonitas y pintorescas que he visitado jamás.

Aprovechamos para desayunar y pronto emprendimos la visita por el pequeño pueblo de pescadores, en el que a esas horas no había apenas turistas. Eso nos facilitó mucho tanto el paseo como las fotografías y nos permitió disfrutar este romántico pueblo, por un par de horas, en la más absoluta soledad.

Mi consejo, pues, es que visites Burano y Murano a primera hora de la mañana.

Qué ver en Burano: sus canales

Burano es una pequeña isla de no más de 4000 habitantes, muy fotogénica, ya que sus casitas adosadas están pintadas de distintos y vivos colores lo que hace que tomar fotos sea una tarea de lo más agradecida.

Se dice que los marineros pintaban cada casa de un color para poder distinguirlas en la lejanía los días de niebla. No sé si esta leyenda se corresponde a la realidad o no, pero sea como fuere, los vibrantes colores de Burano son lo que hacen de esta bonita población un lugar único.

Los colores de Burano
Lo más interesante es pasear sin rumbo por Burano y perderse por sus calles. 

En cada esquina hay un rincón con encanto que nos sorprenderá.
Qué ver en Burano: sus rincones

Finalmente hay que dirigirse a su plaza central, Piazza Baldassare Galuppi, donde a media mañana el pueblito empieza a cobrar vida debido a la llegada de los turistas, a las muchas tiendas y puestos de artesanía y encaje típico de la isla.

En esta plaza hay una iglesia, la de San Martino Vescovo, con un curioso campanario inclinado

San Martino Vescovo en Burano y su peculiar campanario

También conviene pasear por el Paseo Marítimo próximo a la terminal de ferri Burano FX per Fondamente Nove, ya que obtendremos unas magníficas vistas de la isla de Torcello y Santa María della Assunta.

Por esa misma zona hay un pequeño parque infantil y también un supermercado.

Nos gustó tanto Burano que sobre las 13:00 decidimos comer allí, a base de cicchetti, en la terraza de Bar Cicchettería Da Gigetto, un sencillo local con buenas tapas venecianas y un aceptable spritz.

Una vez finalizada la comida, dimos un último paseo y ya nos dirigimos a coger el vaporetto que nos llevaría al siguiente punto de nuestra ruta de hoy: Murano.

Piazza Baldassare Galuppi, Burano

Mapa de Burano con los puntos de interés