DESTINOS, RUTAS Y GUÍAS DE VIAJE PARA TROTAMUNDOS

Qué ver en Melón: pozas, monasterio, hórreos y más

Quizá no conozcas el pequeño municipio ourensano de Melón. O tal vez te suene por sus famosas pozas. Pero Melón tiene muchos otros atractivos así que, tras varias visitas a la zona, me he decidido a contarte qué ver en Melón, un enclave de Galicia poco conocido pero muy completo.

Melón, un municipio de Ourense muy desconocido

La Comarca do Ribeiro, con capital en la villa de Ribadavia, se extiende por el noroeste ourensano dejando tras de sí un intenso aroma a vino de la tierra y a tradición. Pero no sólo hay vides y termas en O Ribeiro.

Es tierra de monasterios medievales, iglesias, conventos y puentes. El patrimonio arquitectónico y artístico no se limita a hablarnos del Medievo si no también de pueblos que habitaron la zona en tiempos remotos, con la presencia de castros, túmulos y dólmenes que se esparcen por toda la comarca.

Dónde dormir en Melón y alrededores

No hay demasiada oferta de alojamiento en Melón. Por mi parte te recomiendo A Beira da Cortella, una casa rural con todos los servicios, aparcamiento gratis, vistas a la montaña. ¡Y admite perros!

Si prefieres dormir en la cercana localidad de Ribadavia mi sugerencia es Casiña da Madalena, una casita muy céntrica que puede alojar hasta 6 personas y se alquila completa con todas las comodidades.

Qué ver en Melón

Pozas de Melón

Las mejores Pozas de Melón

Las ya famosas Pozas de Melón siguen siendo uno de los rincones preferidos de los ourensanos para huir del calor veraniego.

El pequeño y poco conocido municipio de Melón, al suroeste de Ourense, está ligado ya a sus famosas pozas, esas charcas o piscinas naturales que se forman en entornos fluviales, en este caso en el enclave natural del río Cerves, y que son el recurso ideal para que los habitantes de interior puedan refrescarse en verano a falta de playas.

El río Cerves nace en la Serra de Faro de Avión y desemboca en el río Miño; pero antes va salvando una serie de desniveles a lo largo de sus 16 kilómetros de longitud y, en su descenso hacia el Miño forma una serie de pequeños saltos de agua que dan lugar a pequeñas pozas perfectas para bañarse.

Una de estas piscinas naturales son las Pozas de Melón, que se ubican bajo una arbolada que garantiza la sombra en época estival en una provincia en la que el calor puede llegar a ser asfixiante. En las proximidades de las pozas hay un amplio aparcamiento, que se puede quedar corto en verano, y junto a él una cafetería-restaurante con zona exterior.

En cuanto nos aproximamos a las Pozas vemos la primera de ellas, llamada Poza da Estrela, sin duda la mejor ubicada, la más profunda y con bastante espacio alrededor para instalarse. Es, también, la más demandada.

El terreno es resbaladizo, como corresponde a un entorno fluvial en el que la humedad del río lo invade todo, llenando el aire de frescor, pero también cubriendo de musgo los escalones de piedra que nos llevan hacia las siguientes pozas, por lo que conviene llevar calzado adecuado y no despistarse.

Al ascender por esta escalinata pétrea iremos viendo las distintas pozas hasta llegar a la denominada Poza de Arriba, un bonito “charco fluvial” que sólo ve desmerecida su belleza por la presencia del puente de la autovía que vigila desde la parte superior.

A este refrescante lugar se puede llegar desde Pontevedra o desde la ciudad de Ourense en ambos casos por la A-52 o autovía de las Rías Baixas, prestando atención a la salida que indica Melón y dejando el coche en una explanada cercana que se ha habilitado como zona de aparcamiento.

Ya sólo queda disfrutar de un baño en este agradable rincón fluvial y seguir conociendo los principales encantos de Melón. Aquí abajo te dejo más información para visitar estas pozas.

Fervenza de Tourón

Qué ver en Melón: Fervenza de Tourón

Tras disfrutar de un merecido baño en las pozas se puede pasear hasta la Fervenza de Tourón por una serie de pasarelas de madera que permiten obtener unas buenas vistas del bello paisaje ourensano de la Comarca del Ribeiro.

Es en otoño cuando la cascada puede verse en toda su magnitud y cuando el robledal que la precede luce sus mejores tonos a pesar de los recientes incendios en la zona. 

Monasterio de Santa María de Melón

Qué ver en Melón: Monasterio de Santa María de Melón

Es en este contexto donde se alza el Monasterio de Santa María, en la pequeña población de Melón, conocida por sus famosas pozas y su cercanía con el conjuno de Hórreos y Calvario de Quins.

El Monasterio de Santa María de Melón fue fundado en el s. XII y pronto se convirtió, con el de Santa María de Oseira, en uno de los centros más importantes de la Orden Cisterciense en Galicia.

En la actualidad se conserva sólo parte de su iglesia y sus dos claustros se mantienen en pie a duras penas, dando fe de su antiguo esplendor.

Se cree que el monasterio tuvo mucho que ver con el nacimiento del vino Ribeiro, pues los monjes cistercienses que habitaron este cenobio ordenaban cultivar las tierras colindantes que se iban incorporando al monasterio mediante adquisiciones, y que fue ese afán productivo el que fomentó la plantación de numerosas vides, llevando a la elaboración del famoso Ribeiro, vino de la comarca con Denominación de Origen.

Pese a la falta de documentación, la teoría más afianzada dice que el monasterio fue fundado en el año 1142 a instancias del rey Alfonso VII, sin embargo, su origen responde a distintas teorías y está lleno de incógnitas.

El conjunto monacal prosperó con rapidez gracias a las donaciones que recibió en el s. XIII, aunque los siglos posteriores fueron de decadencia hasta llegar a 1836. Fue este año con la Desamortización de Mendizábal, como muchos otros cenobios gallegos, cuando los monjes dejaron el edificio y éste entró en estado de abandono. Muchas de sus piezas fueron vendidas o utilizadas para construir algún templo de la zona, como la iglesia de A Cañiza.

Qué ver en Melón: monasterio de Santa María

Del antiguo monasterio sólo quedan en pie la iglesia, del s. XII de estilo románico de transición, y parte de los claustros.

El primero de ellos es el conocido como el Claustro de la Hospedería, posiblemente del s. XVII, que se comunica con el de las Procesiones o Claustro Viejo, que se situaba adosado al lado sur de la iglesia, tal como indicaban las normas cistercienses. Obra de Bartolomé de Hermosa y construido en el s. XVI, albergaba también gran parte de las celdas destinadas a estancias de los monjes.

La iglesia era de tres naves en cruz latina  en la que se abren dos capillas absidales y una girola con columnas exentas de gran valor artístico y, anexa al lado norte del crucero, destaca una pequeña estancia llamada Capilla del Cristo de la Salud, datada alrededor de 1120 y también románica de transición como la iglesia de la abadía.

El Monasterio de Melón es parte importante del patrimonio gallego y desde el año 2008 se ha visto inmerso en un estado de abandono y deterioro importante, debido a saqueos y falta de mantenimiento.

En 1961 se declaró Monumento Nacional y en la actualidad se han destinado 1,5 millones de euros a su rehabilitación, con un plan inicial para convertirlo en hospedería, que finalmente ha sido rechazado, primando la rehabilitación de la edificación original.

Hórreos de Quins

Qué ver en Melón: hórreos de Quins

El enigmático Calvario de Quins, que se acompaña de varios hórreos tradicionales, es uno de los lugares imprescindibles que visitar en Melón, Ourense.

Un conjunto etnográfico notable y representativo del rural gallego más tradicional, ligado al sentimiento religioso. Así podrían definirse el magnífico y algo abandonado Calvario de Quins y los 24 hórreos o canastros que lo custodian y que se encuentran en Santa María de Quins, una pequeña parroquia del Concello de Melón, en Ourense.

Se trata de una de las mayores concentraciones de hórreos de Galicia, situada en un lugar alto y con buena ventilación para la adecuada conservación de las cosechas.

Es la llamada Eira de Quins, donde se disponen los hórreos, de distintos tamaños -los más pequeños de 4 pies, los más grandes de 6- construidos en granito casi en su totalidad excepto sus paredes laterales, hechas en madera. Muchos de los paneles de madera han desaparecido y la mayoría han perdido por completo su color original, que se intuye rojizo y en tonos ocre.

Los hórreos de Quines son de tipo mixto, que en el s. XVII se construían en madera y fueron evolucionando hacia la mezcla de materiales en el s. XVIII, para mejorar la duración de la construcción. Muchos hórreos de Galicia tienen cruces, símbolo protector, en medio de la cubierta a dos aguas, pero los de Quins carecen de ellas aunque algunos conservan las tejas de la techumbre.

Este primer grupo de hórreos sorprende. En primer lugar porque, a pesar de la rehabilitación del lugar llevada a cabo en 2007, muestran un aspecto descuidado, destartalados su mayoría, invadidos sus pies por hierbajos que crecen a su libre albedrío por la “eira” sin que nadie parezca controlarlos.

Calvario y hórreos de Quins

En segundo lugar porque a los hórreos les hace compañía un Vía Crucis y un enigmático Calvario, formado por tres cruceiros: el central aloja al Cristo en la cruz, mientras los dos laterales tienen su “patibulum” o tronco horizontal inclinado.

Otro campo próximo, la Eira do Casal, alberga otra concentración importante de estos “canastros”, quizá mejor conservados, algunos construidos en piedra en su totalidad.

¿Qué fue lo que causó que en Quins, una localidad pequeña, se construyeran un gran número de hórreos? Probablemente una época de esplendor y grandes cosechas en esta zona inmersa en la Comarca do Ribeiro, próxima a Ribadavia, que pudo haberse convertido en el “granero” de la comarca.

La necesidad de guardar los excedentes de cereales y aislarlos de roedores y otras alimañas impulsó la construcción de estos graneros tradicionales en la loma de Quins, su zona más alta, una forma de almacenaje que ya utilizaban los pueblos prerromanos en nuestra tierra.

Hórreos de Quins

Hay que recordar que los hórreos son unas de las construcciones más típicas de la Galicia rural y que ya se utilizaban en época medieval. De hecho, la primera mención a un hórreo es del siglo XIII, cuando esta construcción se cita en las Cantigas de Santa María del Alfonso X El Sabio.

En su origen, el hórreo no era más que un granero aéreo que servía para guardar las cosechas, especialmente maíz, a salvo de humedades y depredadores animales. Su función a lo largo de los siglos siguió siendo la misma, pero en algunos aspectos el hórreo fue evolucionando, aislándose del suelo mediante grandes pilares y cubriéndose con tejas para evitar la lluvia

En 1973, un decreto nacional promovió la protección de los hórreos gallegos y asturianos como elementos patrimoniales y desde entonces varios hórreos de Galicia han sido considerados Monumento Histórico-Artístico y se han convertido en grandes atractivos turísticos.

Aldea abandonada de Codesás Vello

Esta pequeña aldea de no más de 20 viviendas se encuentra en Quins. Se trata de la Aldea de Codesás Vello, un conjunto de casas abandonadas en lamentable estado de conservación.

Limítate a pasear con cuidado por la aldea y no entres en las casas. Además de ser propiedad privada, podrían producirse derrumbes por su pésimo estado.

Qué ver cerca de Melón

Ribadavia

Situada a 30 kilómetros de la ciudad de Ourense, la bonita villa de Ribadavia merece mucho la pena. Te recomiendo que inviertas en ella al menos un día para visitar su castillo medieval del s. XV, su pintoresca judería y sus contornos llenos de encanto. 

Te cuento qué ver en Ribadavia y alrededores en el botón azul.

Aldea abandonada de A Barca

Si te gustan las aldeas abandonadas te sugiero que visites las Ruinas da Aldea de A Barca, en Cortegada, a poco más de 20 kilómetros en coche de Melón.

Esta misteriosa aldea fue en su momento un importante centro de comunicaciones de la zona, al pasar por ella el Camino Real que conducía a Castilla. Aquí las barcas cruzaban el río Miño transportando mercancías y personas, por eso el pueblo se llama A Barca. Te dejo su localización EN ESTE ENLACE

Termas de Prexigueiro

Muy cerca de Ribadavia están las Termas de Prexigueiro, un complejo termal con zonas libres y zona privada de pago.

Mapa de Melón y alrededores

Hasta aquí este artículo con todo lo que ver en Melón y alrededores. Espero que esta zona de Galicia te guste tanto como a mí y te animo a visitar otros lugares de mi tierra en el enlace inferior y un mapa con los principales puntos de interés de la zona.

Todo el contenido del blog sobre GALICIA
¡Síguenos en INSTAGRAM para más planes por Galicia y por el mundo!
¿ESTÁS PREPARANDO UN VIAJE A GALICIA? TE AYUDAMOS

Busca los mejores vuelos aquí

Reserva los mejores hoteles aquí

Seguro de viaje con descuento aquí

Alquila tu coche con descuento desde este enlace

Reserva los mejores traslados aquí

Las mejores excursiones aquí

⇔ Si en algún momento te hemos ayudado con nuestros artículos y quieres apoyar el proyecto para que sigamos creando contenido gratuito, puedes COLABORAR HACIENDO CLICK AQUÍ ¡Gracias!

⇔ Te recordamos que ni éste ni ningún otro contenido de este blog está patrocinado. No aceptamos invitaciones ni patrocinios de guías, hoteles, restaurantes u oficinas de turismo a cambio de una buena crítica.

⇔ Pagamos de nuestro bolsillo todos los gastos de nuestros viajes y por ello todas nuestras opiniones son libres y no condicionadas.

⇔ Si te interesa nuestro contenido recuerda que puedes suscribirte a nuestra newsletter en la parte superior del blog para recibir cada uno de nuestros artículos en tu correo electrónico y así no perderte ni uno.

Comparte en tus Redes Sociales

Escritora de viajes, apasionada de la naturaleza y el arte, allá donde voy me acompañan mi cuaderno y mi cámara de fotos. Te cuento mis viajes por libre para animarte a organizar los tuyos. ¡Y muchos planes por Galicia!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Emma Sexto Longueira.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si continúa navegando entenderemos que está de acuerdo con la política de cookies, plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!