Itinerario por Bélgica y Luxemburgo en 10 días

En nuestro reciente viaje a Bélgica y Luxemburgo en 10 días hemos visitado las ciudades que consideramos más representativas de ambos países. Aún así, mucha gente nos ha preguntado por qué motivo hemos invertido tantos días en una ruta que la mayoría realiza en un máximo de seis o siete días.

La respuesta es fácil. Hace tiempo que nuestra forma de viajar ha cambiado y se ha vuelto más tranquila. Preferimos dedicar más tiempo a lugares que nos resultan interesantes y vivirlos con calma e incluso hacer alguna actividad «fuera de lo normal» que supone pasar más días en ese destino. Porque no sólo estamos de viaje: estamos disfrutando de nuestro tiempo de ocio y haciendo lo que nos gusta. Y queremos exprimirlo al máximo.

Tras esta breve introducción, os dejamos con el itinerario que hemos seguido en este viaje, pero antes…os contamos las impresiones que nos han causado ambos países, al detalle.

Vistas de San Nicolás desde el Belfort, Gante

Tanto Bélgica como Luxemburgo están muy cerca de España y son países a los que se puede acceder con facilidad desde muchas ciudades españolas. De hecho, desde Santiago hay un vuelo directo de temporada estival a la capital belga, pero el precio se disparaba tanto que nos compensó volar desde Oporto, a sólo dos horas y media en coche desde nuestra ciudad.

Moverse por Bélgica en tren es muy sencillo e ir desde Bruselas hasta Luxemburgo no tiene mayor complicación que tomar un tren directo o con algún trasbordo en la Estación Central. Con esto quiero decir que viajar a estos dos pequeños países europeos no es nada complicado y moverse en ellos y entre ellos, tampoco.

Bélgica nos ha sorprendido gratamente con ciudades tan espectaculares como Brujas o Gante, que apenas necesitan presentación. Brujas es señorial y distinguida, mientras que Gante, a pesar de ser también muy monumental, nos pareció una ciudad más viva y moderna. Brujas es tremendamente turística, pero cuando anochece apenas hay nadie, ya que son pocos los visitantes que pernoctan en la ciudad. Una pena, porque de noche y casi en soledad, se vuelve mágica y misteriosa.

Bruselas y su Grand Place me gustaron, aunque no llegaron a engancharme. La capital belga no es precisamente la ciudad más bonita ni monumental de Europa, y algunos de sus supuestos atractivos imprescindibles me parecieron una auténtica trampa para turistas, como el Atomium o Minieurope.  Sin embargo tiene rincones con bastante encanto y sobre todo destila mucha vida en las calles. Me quedé con ganas de descubrir su marcha nocturna, cosa que viajando con una niña pequeña no es posible.

La gran sorpresa ha sido Lovaina, una pequeña ciudad a tan sólo 20 minutos en tren de Bruselas fácilmente visitable a pie o en bicicleta, con mucha vida universitaria y el beginhof más bonito que he visto hasta la fecha.

Lovaina y su stadhuis

Luxemburgo, sin embargo, es un país mucho más aséptico que, en nuestra corta estancia en él, tan sólo 3 días, me dejó sentimientos encontrados, especialmente su capital. Porque Ciudad de Luxemburgo es preciosa, sin duda, pero no llega a emocionar: es como comerse un bombón cuyo aspecto es de lo más apetecible pero que al morderlo descubre un contenido algo insípido.

Como asignatura pendiente nos dejamos una ruta en coche por el resto del país, del que sólo conocimos Echternach en una incursión de un día, un pequeño pueblo con bastante encanto rodeado de enclaves naturales realmente bonitos.

En definitiva, ha sido un viaje muy cómodo, lleno de ciudades ciertamente bellas y algunas tan míticas como la imprescindible Brujas, de delicioso chocolate y divertidos paseos en bicicleta. De retomar los viajes pausados y dedicar tiempo a ver la vida pasar sentadas en una terraza, con un cono de frités en la mano y una cerveza en la otra, de parques, juegos en empedradas calles peatonales y viajes en tren. Las expectativas eran altas y se han cumplido con creces en casi todos los lugares que hemos visitado.

Y además, lo más importante: nos lo hemos pasado en grande.

  • CUÁNTOS DÍAS SE NECESITAN PARA VISITAR BÉLGICA Y LUXEMBURGO

Nosotras dedicamos 10 días a recorrer parte de Bélgica y Luxemburgo en tren. Una vez hemos vuelto diría que, si se quieren apurar mucho las visitas, es posible hacer esta misma ruta en 6 ó 7 días, incluso sumando alguna ciudad más, como Amberes, al recorrido.

Aún así, y sobre todo si se viaja con niños, diría que dos días completos en Brujas son de lo más recomendable y yo no dejaría de hacer noche en la ciudad, aunque carece de movimiento, porque te perderás unas estampas nocturnas inolvidables. Si te gusta la fotografía, estás de suerte porque Brujas es muy fotogénica y lo sabe, por eso se viste de gala durante las horas de menos luz, sacando en la oscuridad tonos realmente surrealistas que no verás durante el día. Es mágica. Disfruta al menos de una noche en Brujas, dudo que te arrepientas de ello.

Muelle del Rosario, de noche mucho mejor

Tanto Brujas como Gante merecen, como mínimo, un día entero. No cometas el error de dedicar medio día a cada una porque no tiene el más mínimo sentido. Son ciudades pequeñas, pero con mucho que ver y hacer. Tan sólo pasear sin rumbo por sus calles descubriendo rincones de cuento te tomará el día completo.

Dedicamos dos días a Bruselas y estuvo bien. Fue suficiente para conocer los principales atractivos de la ciudad. Pero tengo el pálpito de que la capital belga tiene mucho que ofrecer más allá de la señorial Grand Place, el diminuto Manneken Pis y el anodino Atomium. Quizá en otra ocasión volvamos más días para explorar sus barrios más alternativos.

Nuestro reto en este viaje era utilizar exclusivamente el transporte público, y lo conseguimos. A cambio sacrificamos visitar Luxemburgo más a fondo. Lo ideal hubiera sido dedicar un día completo a la capital y alquilar un coche los dos días restantes, que era mi intención inicial. Esto nos hubiera permitido visitar las cascadas de Mullerthal, Vianden y su castillo y el prometedor pueblecito de Esch-sur-Sure. Quedará para otra ocasión.

  • ITINERARIO POR BÉLGICA Y LUXEMBURGO EN 10 DÍAS

En definitiva, finalmente nuestra ruta en tren por Bélgica y Luxemburgo en 10 días quedó organizada de la siguiente manera: 4 noches en Brujas, 3 noches en Bruselas y 2 noches en la ciudad de Luxemburgo.

  • 1. OPORTO – BRUJAS. Salida de Oporto (aeropuerto Francisco Sá Carneiro) y llegada al aeropuerto de Bruselas-Zaventem (BRU). Traslado en tren directo desde el aeropuerto a Brujas. Llegada a Brujas a mediodía y visita a la ciudad sin más intención que situarnos y pasear.
  • 2. BRUJAS-DAMME. Alquilamos bicis para ir de Brujas a Damme. Por la tarde volvimos a Brujas y seguimos recorriendo la ciudad en bici, sobre todo la zona del Beginhof y el Minnewater.
Barco de vapor en Damme
  • 3. BRUJAS. Visitamos Brujas con calma,paseando por sus calles y plazas, entramos en el Historium y el Museo de Chocolate y vimos la ciudad iluminada.
  • 4. GANTE. Dedicamos el día completo a conocer Gante, disfrutando de sus bonitos muelles Graslei y Korenlei, haciendo un crucero por sus canales, subiendo a su Belfort, admirando el Cordero Místico y callejeando sin prisa su casco histórico.
  • 5. BRUSELAS. Nos trasladamos a Bruselas en tren, hicimos el chek in y visitamos lo más reseñable del centro histórico: su Grand Place, iglesias principales, Manneken Pis y sucedáneos. Entramos al Museo del Chocolate y saboreamos unos deliciosos gofres mientras paseamos por sus animadas calles y disfrutamos de improvisados conciertos callejeros en Marché aux Herbes.
Grand Place, Bruselas
  • 6. BRUSELAS. Otro día más en Bruselas para visitar el Atomium y Minieurope. Por la tarde, Ruta del Cómic y más paseos por la ciudad.
  • 7. LOVAINA. Día de excursión en tren a Lovaina desde Bruselas. Visitamos Lovaina con su imponente stadhuis y su precioso Beginhof. Sin duda, una de las grandes sorpresas del viaje.
  • 8. LUXEMBURGO. Traslado en tren a Ciudad de Luxemburgo, muy temprano. Llegada a la ciudad y visita del impresionante Chemin de la Cornise, las Casamatas del Bock y el Barrio de Grund.
Vistas desde el Chemin de la Cornise, Luxemburgo
  • 9. ECHTERNACH. Visitamos Echternach desde Luxemburgo en autobús. Paseamos por su pequeño pero agradable casco histórico, entramos en su abadía y en la Orangerie. Alquilamos una bici, hicimos una breve ruta hacia Mullerthal y después fuimos hasta el lago de la localidad, con un gran parque infantil. Regresamos a Luxemburgo en bus.
  • 10. LUXEMBURGO – OPORTO.  Tras madrugar bastante, dedicamos la mañana a conocer las calles, plazas y rincones de Luxemburgo que nos quedaron pendientes. Después de comer nos dirigimos al aeropuerto de Luxemburgo, donde tomamos un avión que en poco más de dos horas nos dejaba en Oporto. Recogimos nuestro coche y rumbo a casa. Otro viaje más que termina.

Es éste un itinerario poco exigente que se hace con toda la calma y que permite disfrutar de cada ciudad sin agobios y sin estar pendiente del reloj. Una manera de viajar que cada vez tiene más adeptos y que encaja a la perfección con nuestro estilo de vida y nuestra forma de ver el mundo.

¿Estás preparando un viaje como éste? Te ayudamos

Busca los mejores vuelos aquí

Reserva los mejores hoteles aquí

Consigue 31 euros reservando un apartamento aquí

Reserva los mejores traslados aquí

Las mejores excursiones aquí

Más sobre Bélgica

Aquí te dejamos todo el contenido que hemos generado sobre Bélgica, ¡por el momento!. Atent@s porque estamos preparando nuevos artículos sobre otras ciudades belgas que hemos visitado, como Gante, Bruselas y Lovaina.

También vamos a proponer planes con niños en Bélgica y tenemos en el horno un especial sobre el Gran Ducado de Luxemburgo, un país muy desconocido al que merece la pena acercarse unos días.

 CÓMO PREPARAR UN VIAJE A BÉLGICA Y LUXEMBURGO EN 10 DÍAS

 TRANSPORTE EN BÉLGICA  CÓMO MOVERSE FÁCILMENTE EN TREN POR TODO EL PAÍS

⇒ GUÍA PRÁCTICA PARA VISITAR BRUJAS, UNA CIUDAD DE CUENTO EN FLANDES

⇒ DE BRUJAS A DAMME EN BICICLETA

⇒ QUÉ VER EN GANTE, LA CIUDAD MÁS ELEGANTE DE FLANDES

⇒ ¿BRUJAS O GANTE? QUÉ CIUDAD ELEGIR EN TU VIAJE A FLANDES

⇒ LO ESENCIAL DE BRUSELAS EN DOS DÍAS

⇒ LOVAINA, LA GRAN SORPRESA DE FLANDES


Os recordamos que ni éste ni ningún otro contenido de este blog está patrocinado. No aceptamos invitaciones ni patrocinios de guías, hoteles, restaurantes u oficinas de turismo a cambio de una buena crítica.

Pagamos de nuestro bolsillo todos los gastos de nuestros viajes y por ello todas nuestras opiniones son libres y no condicionadas. 

⇔ Si te interesa nuestro contenido recuerda que en la parte superior del blog puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir cada uno de nuestros artículos en tu correo electrónico y así no perderte ni uno. 

⇔ Si necesitas buscar alojamiento te sugerimos BOOKING, donde encontrarás las mejores ofertas.

⇔ Si prefieres la comodidad de un apartamento, no dudes en utilizar AIRBNBSi además reservas a través de nuestro enlace recibirás 25 € de descuento.

 Por último, no olvides que un buen seguro te puede sacar de un importante apuro. Nosotros confiamos nuestros viajes a IATI SEGUROS y nunca nos falla.

⇔ De acuerdo a nuestra política de transparencia, te recordamos que utilizar los enlaces de afiliación no conlleva ningún coste para nuestros lectores, pero para nosotros supone un medio para mantener el blog activo. Te agradecemos su uso y esperamos que te resulten útiles.

Comparte en tus Redes Sociales

4 Comments

  • María

    Muy de acuerdo con esa forma de viajar con menos prisas.A veces consulto blogs de viaje en los que todo se visita a gran velocidad y a mí eso me dice poco.

    • 1mundoinfinito

      Hola María,

      La verdad es que es mucho más satisfactorio para nosotros ir con calma y ver menos sitios que hacer una gymkana de lugares a visitar.
      ¡Gracias por tu comentario!

      Emma

  • Gerardo

    Me ha gustado mucho el planning y la idea de incluir el pequeño Luxemburgo en la ruta. Es un país al que poca gente se acerca y parece que tiene bastantes cosas por ver.
    Anotados quedan todos los consejos.

    • 1mundoinfinito

      Muchas gracias por tu comentario Gerardo.
      Incluimos Luxemburgo porque estaba muy cerca, a sólo dos horas y media en tren desde Bruselas, y nos daba pena no visitarlo.
      Su capital tiene rincones muy bonitos como el Chemin de la Cornise o el barrio de Grund y cosas interesantes que ver, como las casamatas, nosotras vimos las del Bock.
      También nos gustó mucho Echternach, creo que mereció la pena aunque nos quedaron muchos lugares del país que conocer.

      ¡Un saludo!

      Emma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si continúa navegando entenderemos que está de acuerdo con la política de cookies, plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies