Cómo viajar sola (con niños) y no morir en el intento

Así, de entrada, el título de este post puede parecer algo contradictorio, pues si viajas con niños ya no lo haces sola. Me refiero a esos viajes que a menudo hacemos mi hija, de 7 años y yo, las dos solas.

Sin pareja, sin familia, sin amigos, por libre y solas. Así son algunos de los viajes que mi hija y yo nos montamos desde que ella cumplió 3 años.

Callejón del Oro, Praga, con 7 años

Norte de Portugal, Lanzarote, Alsacia, Londres, Ámsterdam, Venecia, Verona, Bérgamo, Escocia, Praga…Montaña, playa, mercados navideños, ciudades cosmopolitas o decadentes…nada se nos resiste. Y seguiremos aumentando el listón con nuevos continentes.

En nuestro caso, el viajar sola con mi hija surgió de mi insaciable interés por viajar y conocer algo más del mundo que nos rodea. Tenía claro que cuando llegara mi hija quería seguir compartiendo experiencias viajeras con la persona que más quiero en este mundo.

Como no siempre han podido acompañarnos, bien por trabajo o por otras circunstancias, un día me lié la manta a la cabeza y decidí que podía arreglármelas perfectamente sola con mi hija y que íbamos a empezar poco a poco.

Así nació nuestro primer viaje a solas, que hemos ido combinado con otros viajes más largos acompañados de pareja o, en este último a Escocia, con tres amigas, otra madre como yo con sus dos hijas.

En Edimburgo, Escocia, con 6 años

Cada uno tiene que buscar sus motivos o sus excusas, pero si te gusta viajar, dispones de días libres y tienes la posibilidad de hacerlo ¡no te quedes en casa! Atrévete a dar el paso de viajar sola con tu hijo/a y verás como es mucho más sencillo de lo que parece.

  • VENCE A LOS MIEDOS Y A LOS PREJUICIOS (¡PROPIOS Y AJENOS!)

Si decides viajar sola con tu hijo te vas a enfrentar a toda una serie de comentarios cargados de prejuicios que debes ignorar si quieres conseguir tu objetivo.Tú sola por ahí con la niña, ¿y si os pasa algo malo? 

Cuando me dicen estas cosas siempre pienso en la gran diversidad familiar que hay hoy en día, en las familias monoparentales, en los viúdos/as y divorciados/as sin pareja. ¿Acaso no viajan con sus hijos?

También me acuerdo de las muchas mujeres que me he encontrado en mis viajes recorriendo toda Europa solas, con sus hijos.

Hay que entender que no todo el mundo tiene el mismo arrojo ¡y no pasa nada!, ni tu misma forma de pensar, o que creen que el riesgo sólo existe fuera de su casa, cuando en nuestro país hay niveles de delincuencia y peligrosidad iguales o mayores que en cualquier otro país ya no del mundo, pero sí de Europa.

London Bridge, con 5 años

Es su forma de vida y su elección. Tú tienes la tuya. No cometes ninguna irresponsabilidad por viajar a solas con tu hijo, con la cobertura sanitaria precisa (si no tienes seguro médico de viajes ¡háztelo ya!) y tomando las mismas precauciones que en tu ciudad de residencia.

¡Culpabilidad fuera! No te estás llevando a tu hijo a Irak ni a Corea del Norte. No permitas que te hagan sentir mal simplemente por pensar y actuar de manera distinta.

Un niño puede ponerse enfermo aquí o en el extranjero. En Polonia, Rusia o Países Bajos también viven niños, ¿qué potencial peligro corre tu hijo a tu lado en uno de esos países que no correría en el tuyo? Cierta dosis de positivismo y de sentido común siempre viene bien.

Aleja de tu mente ideas paranoicas. Tenemos la misma posibilidad de sufrir un atentado terrorista viajando de que nos toque la lotería: muy pocas. Además, ¿quién te asegura que eso no puede sucederte en tu propio país? Por desgracia, ya ha sucedido. Y los padres y madres que acompañaban a sus hijos en ese momento no pudieron hacer nada por ayudarlos…

Lo dice la página del MAEC: «ningún país del mundo está a salvo, en este momento, de sufrir un atentado terrorista».

Por tanto, supera los comentarios negativos y haz frente a los prejuicios propios y ajenos si quieres disfutar con tu hijo/a de un viaje inolvidable.

Ámsterdam, con 6 años
  • CÓMO EMPEZAR A VIAJAR SOLA CON NIÑO/S 

Para empezar a viajar sola con tu hijo sólo hace falta una cosa: querer hacerlo. A partir de ahí todo viene rodado.

Quizá el mejor comienzo sea con una escapada en coche a alguna población cercana, como hicimos nosotras cuando fuimos de casa rural a Guimaraes y Amarante (Portugal) cuando la niña tenía año y medio. Si tu hijo/a es muy pequeño lo tienes fácil porque puedes llevar en el maletero todo lo que necesitas para moverte con el bebé: su silla de paseo, su comida…

A partir de ahí puedes empezar con viajes en avión por España. Cuando mi hija tenía 3 años, justo antes de que empezara su primer año de colegio, fuimos solas a Lanzarote, donde alquilamos un coche y disfrutamos mucho de la playa y la naturaleza.

En isla La Graciosa, con 3 años

Cuando empeceis con el avión podeis escoger un destino que tenga vuelo directo desde vuestra ciudad, y que no sea excesivamente largo, para iros habituando poco a poco a viajar los dos solos/as.

Una vez cumplido este objetivo verás cómo cada vez te resulta más fácil seguir con vuelos internacionales. Yo suelo aprovechar también vuelos directos a lugares de mi interés, ya que es más cómodo hacerlo así si voy sola con la niña. Pero no descarto en breve hacer vuelos con alguna escala. Todo es probar.

  • CÓMO ORGANIZAR EL EQUIPAJE SI VIAJAS SOLA CON TU HIJO/A

Mi hija y yo, cuando viajamos solas, lo hacemos cada una con su maleta de mano. Elige para tu hijo/a un trolley de cuatro ruedas que son facilmente manejables y que él/ella misma se haga cargo de él en la medida de lo posible.

Organiza la ropa y enseres de forma que metas sólo lo esencial: ropa adecuada a la época del año (la justa), neceser de aseo y un botiquín básico. Piensa que si, como nosotras, por ahora sólo viajais solas por Europa, cualquiera que sea el país al que te dirijas tendrán farmacia y tiendas de todo tipo donde comprar lo que necesiteis. ¡Paranoias fuera!

Si tu compañía aérea te permite un segundo bulto de mano, aprovecha para que tu hijo/a lleve una pequeña mochila con un libro, unas cartas, una libreta con pinturas…algo que le sirva para entretenerse durante el vuelo, y algo de comida (bocadillo, fruta, galletas…)

Si necesitas llevar silla de paseo, no te agobies pensando en el aeropuerto. Cuando viajé con mi hija a Alsacia en Diciembre de 2015, ella tenía 4 años y fue el último viaje en que utilizó silla de paseo. Íbamos solas y alquilamos coche en destino. Llevé no sólo la silla de paseo, si no también el elevador del coche y dos maletas de mano, la de la niña, que en aquel entonces poco me podía ayudar, y la mía, además de una mochila pequeña.

En Alsacia con 4 años

Y sobreviví.

Tanto la silla de paseo como el elevador para el coche los facturas de forma gratuita con casi todas las compañías aéreas. Lo recoges en la cinta en destino y si, como yo, has alquilado coche en el mismo aeropuerto, es muy sencillo: recoges ambas sillas y directamente al coche hasta el fin del viaje en que devuelves el coche en el mismo aeropuerto.

Y vuelta a facturar gratis ambas sillas hasta tu ciudad de origen. No cargas con ellas en ningún momento.

¿A que parecía complicadísimo? Pues no. ¡Agobios fuera!

P.D. Además de D.N.I., pasaporte o ambos, recuerda llevar siempre el Libro de Familia. No ocupa nada y puede salvarte de algún apuro en los aeropuertos. En algunos países solicitan la autorización expresa y firmada del otro progenitor, que se gestiona en la Guardia Civil. Normalmente es más que suficiente llevar el pasaporte, que implica la autorización del otro progenitor, pero ante la duda es mejor llevar esta autorización.

  • QUÉ TE APORTA VIAJAR SOLA CON TU HIJO 

Llegamos a uno de los puntos más personales de este artículo. Me he encontrado gente que me ha preguntado con quién hablo cuando viajo sola con mi hija…o si me aburro con ella.

Es evidente que si viajo con mi hija, hablo con ella. Y no, no me aburro en ningún momento. Quizá no mantengamos conversaciones sobre física cuántica, cine alternativo o política internacional, ni falta que hace. Quizá en un momento dado tu hijo te suelta la chapa sobre las aventuras de Peppa Pig y a tí eso poco te interesa.

Pero…si viajas con tu pareja ¿no tienes que soportar la charla sobre los penalties del España-Rusia o la interminable narración por capítulos de la serie de vikingos que está siguiendo ultimamente? ¿Acaso eso te interesa más que la cerdita Peppa y sus revolcones en el barro?

Pues no. Pero te aguantas y ya está. Porque tu hijo también tiene que aguantar tus charlas superfluas y anodinas que no interesan a nadie. Como los beneficios de comer mucha verdura o lo mucho que hay que ahorrar para ir a la Universidad dentro de más de 10 años.

Vistas desde Castel San Pietro, Verona, con 6 años

Sin embargo, os aseguro que compartir a solas varios días seguidos con tu hijo es una experiencia de lo más apasionante y nos permite descubrir facetas de su personalidad hasta entonces desconocidas. Los niños nos dan lecciones continuas de fuerza, resistencia, alegría, generosidad y sentido común.

Es muy satisfactorio ver cómo a cada paso van aprendiendo sobre los lugares que visitan, soltándose con el inglish pitinglish y desarrollando sus habilidades sociales con niños y adultos de otros países aunque apenas entiendan lo que dicen.

Estampas de Murano, con 6 años

¡Pero cuidado! Todo esto tiene un peligro. Que tu hija se contagie del virus que poco a poco le has ido inoculando y se vuelva como tú, una viajera empedernida, dispuesta en todo momento a coger el macuto y echárselo al hombro para acompañarte en alguna de tus odiseas.

En definitiva, las madres (¡o padres!) que viajamos a solas con nuestros hijos no estamos locas. Tampoco muy cuerdas, ni queremos estarlo.

♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥

Si te interesa nuestro contenido recuerda que en la parte superior del blog puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir cada uno de nuestros artículos en tu correo electrónico y así no perderte ni uno. 

Si necesitas buscar alojamiento te sugerimos BOOKING, donde encontrarás las mejores ofertas.

Si prefieres la comodidad de un apartamento, no dudes en utilizar AIRBNB. Si además reservas a través de nuestro enlace recibirás 25 € de descuento.

Por último, no olvides que un buen seguro te puede sacar de un importante apuro. Nosotros confiamos nuestros viajes a IATI SEGUROS y nunca nos falla.

⇔ De acuerdo a nuestra política de transparencia, te recordamos que utilizar los enlaces de afiliación no conlleva ningún coste para nuestros lectores, pero para nosotros supone un medio para mantener el blog activo. Te agradecemos su uso y esperamos que te resulten útiles. 

Comparte en tus Redes Sociales

8 Comments

  • Nuria

    Soy de ese porcentaje de monoparentales que citas y por mi situación familiar siempre he viajado sola con mis dos hijos.Sólo por España,pero iremos abriendo fronteras poco a poco.
    Gracias por darnos visibilidad también en este tema.

    • mundoinfinito

      Hola Nuria.
      Me alegro de encontrar más mujeres que viajan con sus hijos, y tú además con dos.
      Salir por España también es viajar, pero os animo en esa apertura de fronteras que os va a resultar muy fácil, ya verás.
      ¡Saludos!

    • Sandra

      Yo también soy mamá monoparental de dos mellizas. En mi caso, siento que lo tengo complicado porque solo tengo dos manos y dos ojos para dos angelitos de dos años. Y destinos con piscina o playa los descarto por completo…
      Y coincidir con alguien que pueda ayudarme, es complicado..

      • 1mundoinfinito

        Hola Sandra, bienvenida.
        Entiendo que tiene que ser más complicado con dos niñas tan pequeñitas. Pero siempre se pueden hacer escapadas más tranquilas, a una casa rural, a algún pueblo tranquilo en plena naturaleza con actividades alrededor…
        De todas formas las niñas crecerán y más adelante podrás hacer más cosas con ellas: viajar en avión, ir a playas, ciudades más grandes…
        Ánimo y ve poco a poco y sin agobios!

  • Salo

    Yo también he viajado algo con mi hijo sin pareja aunque siempre en coche y nunca en avión.
    A partir de ahora prometo intentarlo.
    Un beso
    Salo

    • mundoinfinito

      Salo, bienvenida. Si pruebas con el avión verás como es más sencillo de lo que parece. Todo es empezar.
      Espero que nos cuentes tu experiencia.
      Besos.

  • Eugenia

    Uy que tema tan polémico.
    Es cierto que todavía hay mujeres muy dependientes de sus maridos que no se atreven a hacer nada por sí mismas, imagina sola con sus hijos mucho menos.
    Poco a poco eso va cambiando, las mujeres somos cada vez más independientes y al igual que hacemos otras cosas solas también viajamos!

    • mundoinfinito

      Bienvenida Eugenia.
      La verdad es que con este post de opinión no he pretendido hacer ningún alegato feminista.
      Sólo animar a mujeres y hombres también, que se encuentren por determinados motivos solos con sus hijos, a que viajen con ellos.
      Siempre contado desde mi punto de vista y experiencia.
      Yo creo que a veces no es cuestión de dependencia de otro, si no de no atreverse a hacerlo, temores infundados, miedo a las críticas del entorno, etc.
      Gracias por seguirnos.
      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si continúa navegando entenderemos que está de acuerdo con la política de cookies, plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies