Valle del Mosela: ruta por sus pueblos y castillos

Imprimir
Hace unos días os contamos cómo organizamos nuestra escapada a esta bonita zona de Alemania,en el Valle del Mosela: preparativos y visita a Koblenz

Hoy seguimos con lo que consideramos lo más reseñable, bonito y peculiar de la zona del Mosela: sus pueblos y castillos.

Como ya os contamos, dormimos la primera noche junto al aeropuerto de Frankfurt-Hahn, y al día siguiente, tras recoger el coche de alquiler, pusimos rumbo a Koblenz, a unos 120 kms, cruzando todo el valle del Mosela.

Aprovechamos todo el día para ir parando y visitando algunos de los pueblos más bonitos del Mosela.

PUEBLOS MÁS BELLOS DEL MOSELA:

Todos nuestros relatos están basados en nuestra experiencia personal, así que los pueblos que mencionaremos son los que nosotros seleccionamos y visitamos en la zona. Los más bellos del Mosela son los siguientes.

  • BERNKASTEL-KUES:

Bernkastel-Kues es una pequeña población, a unos 22 kms. del aeropuerto de Hahn, situada a ambos lados del río Mosela y formada por dos pueblos hermanados. En 1905 se unieron los pueblos de Bernkastel, en el margen derecho y Kues, en el izquierdo, añadiéndose a esta unión en 1970 otros dos lugares más, Andel y Wehlen.

Está presidida por las ruinas del castillo de Landshut, que fue residencia de verano de los arzobispos de Trier. En mi opinión es uno de los lugares que no debemos perdernos por su singularidad.

Bernkastel-Kues, Valle del Mosela

Bernkastel-Kues, Valle del Mosela

Visitando el pueblo empezó a caer una fina lluvia, en noviembre era algo que estaba más que previsto, así que chubasqueros por encima y solucionado. Paseamos por el pueblo y sus calles empedradas, tomamos varias panorámicas del castillo y de las plazas.

La Marktplatz es muy bonita, llena de casas con entramado de madera, con una fuente central y su caracterísitica Spitzhauschen (casa puntiaguda).

Spitzshauschen, Bernkastel-Kues, Valle del Mosela

Iglesia de San Miguel, Bernkastel-Kues

El castillo de Landshut fue construído en 1277 por el arzobispo Heinrich Von Vinstingen y su sucesor, Boemund, quienes dieron su nombre a la construcción: Landshut. 

El castillo fue destruído por un incendio en 1692, pero todavía es posible ascender a su torre y a su patio interior, donde hay un restaurante y una cafetería.

Castillo Landshut, Valle del Mosela

Castillo Landshut, Bernkastel-Kues, Valle del Mosela

Bernkastel-Kues, Valle del Mosela

Tras el agradable paseo, nos tomamos un café y un trozo de selva negra en una pastelería junto al puente, disfrutando de las vistas. A continuación nos dirigimos hacia el siguiente pueblo, Traben-Trarbach.
  • TRABEN-TRARBACH:

Otro pueblo formado por dos poblaciones, Traben y Trarbach, cada una de ellas a ambos lados del río, y unidas también por un caracterísitico puente.

En la entrada a Trabarch, que en mi opinión es más bonita que Traben, destaca una enorme y llamativa portada art noveau.

Traben-Trarbach, Valle del Mosela

Otro pueblo que paseamos con calma, disfrutando de su bonita arquitectura.

Acabada la visita nos fuimos a Cochem.

  • COCHEM: 

Cochem es un pueblo realmente bello, sin duda el que más nos gustó, dedicado a la producción vinícola, sobre todo de la variedad Riesling.

Cochem, valle del Mosela

De nuevo las casas son con entramado de madera y tejado de pizarra. Tiene muchas cosas interesantes que ver: la Marktplatz, la Torre fortificada, el Monasterio Capuchino.

Marktplatz, Cochem, Valle del Mosela

Cochem, Valle del Mosela

Pero sin duda lo más destacable de Cochem es su castillo, REICHSBURG. No pudimos acceder al interior porque en esta época estaba cerrado, pero el exterior y su entorno merecen totalmente la pena, sobre todo las vistas.

El castillo data del año 1051 y es el símbolo de la ciudad y de la región de Renania-Palatinado. Durante la invasión del Rhin y el Mosela por el rey Luis XIV de Francia en 1689, sus tropas lo incendiaron y se dañó, siendo reconstruido en 1875 en estilo neogótico.

Está rodeado de viñedos. Cuando el castillo está abierto, hay autobuses que van hasta la cima, pues la subida es bastante escarpada.

Reichsburg, Cochem, Valle del Mosela

Comimos en Cochem, en Wirtshaus & Restaurant, frente al río, comida típica alemana muy bien de precio. Algo que me sorprendió en esta zona es que los precios están igual que en España o incluso más bajos, tanto en restaurantes como en tiendas en general.
Cuando volvamos nos gustaría alojarnos en Cochem, hacer rutas de senderismo y alquilar unas bicis para ver la zona desde otra perspectiva.
Hay otra época del año, Navidad, en la que me gustaría visitar el valle del Mosela para disfrutar de su ambiente navideño y de sus mercadillos.

Después de comer pusimos rumbo a Koblenz, nuestra base donde dormir, pues en esta época anochece pronto y queríamos dar un paseo nocturno.

  • BURG ELTZ: 

El último día de nuestra escapada disponíamos de toda la mañana y la tarde hasta las 20:00 horas que salía nuestro vuelo de Frankfurt-Hahn directo a Santiago.

Dedicamos el día a volver desde Koblenz al aeropuerto, visitando el castillo Eltz y parando nuevamente en Cochem, que nos había gustado tanto, para pasar tranquilamente el día. Madrugamos mucho y en primer lugar nos dispusimos a visitar unas de las joyas del Mosela: Burg Eltz.

Nos costó un poco localizar el castillo; nos equivocamos de entrada y tuvimos que dar una gran vuelta rodeando Münstermaifeld. Pero no importó, porque cuando conseguimos llegar allí, en medio de un frondoso bosque, iluminado por la breve luz de la mañana estaba ÉL:

Panorámica del Castillo o Burg Eltz, Valle del Mosela

BURG ELTZ es un castillo medieval ubicado sobre una loma de 70 metros de altura en las colinas, sobre el río Mosela, a la altura del pueblo de Wierschem. Desde donde dejamos el coche hay un agradable paseo andando.

Desde 1815 el castillo entero es propiedad de una de las tres ramas de la misma familia, los Condes von und zu Eltz, que vivían allí en el siglo XII, hace 33 generaciones. Utilizan un tercio de la edificación como vivienda y el resto está abierto a las visitas además de alojar un museo.

¿Os imagináis viviendo hoy en día en un castillo e invitando a alguien a casa?

– Y qué,¿dónde vives?
– Pues nada, ahí mismito, subiendo la cuesta y girando a la derecha, justo enfrente, en el castillo.

Burg Eltz, Valle del Mosela

El castillo cerraba por fin de temporada el 1 de noviembre, y estábamos a día 7. Además estaba en obras y había un cartel enorme al principio del camino empedrado que conducía a la entrada en el que ponía muy claramente PROHIBÍDO PASAR (o algo parecido, en alemán).

Pero, ¿cómo iba a quedarme yo sin acercarme a Burg Eltz una vez que estaba allí y había dado una vuelta enorme para contemplarlo?

Abordamos a un operario que estaba por allí y le rogamos en todos los idiomas que conocíamos que nos dejara pasar, si no al interior, al menos hasta la puerta de entrada. Pero permanecía impasible.

Al final tuve que decirle a mi adorable hija de 3 años que le hiciera ojitos y al señor se le ablandó el corazón y nos dijo algo parecido a “De acuerdo, pero sólo unos minutos”. Aunque nosotros entendimos “Sólo una hora”.

Y allí estuvimos tirando cientos de fotos, paseando por el entorno, bailando, hasta que el operario se hartó y nos echó fuera farfullando “Y no volvais nunca más”. Pero pensamos volver.

Burg Eltz, Valle del Mosela

Nos dirigimos de nuevo a Cochem, que nos quedaba de camino al aeropuerto, para pasar el resto del día. Allí comimos y pasamos unas horas callejeando, comprando algún souvenir y despidiéndonos del Mosela.

Por último, nos tomamos unas cervecitas aquí:

Cervecería en Cochem

Llegamos al aeropuerto de Frankfurt Hahn, devolvimos el coche en perfecto estado, merendamos algo y a volar a casa. La escapada tranquila y familiar de noviembre al precioso valle del Mosela había finalizado.

En el mismo avión, de regreso a casa, ya íbamos pensando en la próxima….

MAPA CON LOS PUNTOS DE INTERÉS:

Comparte en tus Redes Sociales

2 thoughts on “Valle del Mosela: ruta por sus pueblos y castillos”

  1. ¡Ay, que zona tan bonita!A ver si me preparo una escapada de pareja para desconectar algún puente de estos.

    1. Hola Esme, ¡bienvenida!
      Es una zona preciosa que merece una visita . Con 4-5 días tendrías tiempo suficiente para visitar los valles del Rhin Medio y el Mosela, ya que los pueblos son pequeños y las distancias cortas.
      ¡Espero que te animes y después nos lo cuentes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *