Peneda-Gerês, un paraíso natural en el norte de Portugal

Imprimir
Hemos dedicado el último puente de octubre a visitar un paraje que se nos resistía, a pesar de haber escuchado opiniones de lo más positivas: el Parque Nacional da Peneda-Gerês. 

Si os gusta la naturaleza, vadear ríos, ascender montes, hacer senderismo, respirar aire puro, disfrutar de bonitos paisajes y bañaros en aguas límpidas y cristalinas, este parque es el plan perfecto para unos días de desconexión.

¿Nos acompañais a descubrir el paraíso natural de Portugal?

Peneda-Gerês es el único parque nacional portugués, y se ubica al noroeste del país vecino. Se conoce también como “el Gerês” y linda en su zona norte con la comarca orensana de Baixa Limia, donde el parque continúa pero tomando ya el nombre de Xurés.

El parque comprende unos 700 kilómetros cuadrados, por lo que nuestra recomendación si queremos ver lo más relevante con calma, es dedicarle al menos 3 ó 4 días.

Parque Nacional da Peneda-Gerês

Lo más destacable del parque son sus cadenas de cordilleras montañosas (Laboreiro, Peneda, Soajo, Gerês…) y la presencia constante de agua debida a los numerosos ríos que lo atraviesan (Cávado, Lima, Homem, Arado…).

Esa presencia de ríos hace que proliferen las presas, lagunas y sobre todo las cascadas por cada rincón del parque, algunas espectaculares como la Cascata de Tahití, la Cascata de Portela do Homem o la Cascata do Arado, entre otras.

Las poblaciones principales de Gerês son el pueblo del mismo nombre, conocido también como Vila do Gerês o Caldas do Gerês, y la pequeña población de Rio Caldo. 

  • CÓMO LLEGAR A PENEDA-GERÊS

El Parque tiene varios accesos por carretera que podeis comprobar en el mapa inferior. Los más utilizados son el de Portela do Homem, que linda con Ourense, y el de Rio Caldo, en la Albufeira da Caniçada junto al río Cávado.

En nuestro caso, llegábamos desde A Coruña, a 3 horas en coche del parque, y nos resultaba más cómodo acceder desde Río Caldo, ya que nuestro alojamiento se encontraba muy cerca de ese acceso, en Vila do Gerês. Así que tomamos dirección Braga y desde allí, en 40 minutos estábamos en el corazón operativo del parque natural.

  • CUÁNDO IR A PENEDA-GERÊS

Nosotras escogimos el puente de octubre para visitar el parque. El primer día tuvimos algo de llovizna y sobre todo mucha niebla, en especial por la tarde. Creemos que es cuestión de suerte, ya que al día siguiente el día se presentaba despejado y soleado, llegando a alcanzar los 25-26 grados de temperatura, lo que nos permitió disfrutar de un baño en las cascadas.

En esta época del año el parque luce precioso, ya se empiezan a vislumbrar los efectos del otoño en los colores de la vegetación. Pero los días son más cortos y hay posibilidad de lluvias.

Peneda -Gerês y sus colores otoñales

Después de nuestra experiencia, creemos que las mejores épocas para disfrutar a tope del parque son bien avanzada la primavera y el final del verano o principios del otoño, es decir, finales de mayo y principios de septiembre. Los días son más largos y soleados y hay menor probabilidad de lluvias y frío.

Creemos que en verano, aunque es una época ideal para bañarse en las numerosas lagunas y cascadas que tiene el parque, tiene que hacer demasiado calor en esa zona del interior de Portugal, además de notarse también la masificación del turismo y la subida de precios.

Nosotras tenemos intención de volver más días, suponemos que en primavera.

  • DÓNDE ALOJARSE EN PENEDA-GERÊS

Las poblaciones más recomendadas para alojarse dentro del parque son Rio Caldo y Vila do Gerês, especialmente ésta última.

Vila do Gerês es el pueblo más grande de la zona, donde se pueden encontrar pequeños hoteles, albergues, tiendas y cafeterías. Además hay unas reconocidas termas y un hotel con spa y circuitos termales.

Nosotras escogimos el Home Gerês Hostel, un establecimiento a medias entre un albergue y una guest house situado a las afueras de Vila do Gerês. Las habitaciones están algo anticuadas pero limpias, con baño privado y uso libre del comedor, cocina y sala común. Incluye wifi y aparcamiento gratuito.

Home Gerês Hostel, imagen cedida por Booking.com

También tiene una pequeña piscina que, en esta época del año estaba cerrada.

Si no buscais grandes lujos, si no un alojamiento básico, limpio y con sala común, muy práctica con niños si llueve, éste es vuestro sitio.

Nosotras fuimos con amigas y pagamos 40 euros/noche por una habitación doble con baño privado y desayuno continental incluído. También dispone de habitaciones familiares.

Teneis otras opciones de alojamiento en este enlace.

QUÉ VER EN PENEDA-GERÊS

Nosotras, al tener sólo dos días completos, nos centramos en las zonas sur y este del parque. Estas son las visitas y rutas que pudimos realizar.

PRIMER DÍA EN PENEDA-GERÊS
⇒ RIO CALDO

Esta pequeña población fue nuestra puerta de entrada al Gerês, tras cruzar el puente que da acceso a Albufeira da Caniçada.

Puente de Río Caldo

Rio Caldo dispone de una discreta playa fluvial donde, en verano, se alquilan todo tipo de pequeñas embarcaciones para recorrer el lago: kayaks, piraguas y hasta pedaletas.

Playa fluvial de Rio Caldo

Playa fluvial de Rio Caldo

⇒ VILA DO GERÊS

Es el pueblo más grande de todo el parque y el más recomendable para alojarse. Recuerda a la típica localidad de montaña enclavada en un valle, con una calle principal en la que se desarrolla la vida de sus habitantes, donde se ubican los pocos hoteles, cafeterías y restaurantes del pueblo.

También tiene algunas calles aledañas con zonas residenciales y rincones muy bonitos junto al río.

Rincones de Vila do Gerês

Dispone de un hotel balneario bastante reputado, al que pertenecen las termas (de pago) de la localidad. También hay una piscina municipal muy barata que puede servirnos para los días de lluvia intensa.

Destaca la pequeña iglesia local, que en su interior luce adornada con los típicos azulejos portugueses.

Iglesia de Vila de Gerês

Os recomendamos que os acerqueis a la Oficina de Turismo, donde os facilitarán varios mapas gratuitos con rutas señalizadas que hacer en cada zona del parque.

⇒ CASCATA DO ARADO

Una vez visitada Vila do Gerês nos pusimos rumbo a la cascada del río Arado, que es una de las más visitadas del parque por su fácil acceso. Está cerca de Vila do Gerês y para llegar a ella hay una ruta en coche perfectamente señalizada.

A unos 500 metros de la subida a la cascada podemos dejar el coche e ir caminando por una pista de tierra rodeados de una vegetación de un verde intenso y cruzándonos con varias fuentes de agua potable y fresquísima.

Fuente do Rio Arado

Para acceder al mirador de la cascada ascendemos por unas escaleras irregulares de piedra durante 100 metros aproximadamente.

Acceso a la Cascata do Arado

Al llegar nos encontramos con una cabra montesa bastante sociable pero que imponía bastante respeto con su enorme cornamenta.

Cabra montesa en Cascata do Arado

Desde el mirador se puede contemplar la caída de la cascada en toda su plenitud. En esta época del año aún no ha llovido demasiado y no va muy llena. Aún así, merece la pena subir a contemplarla.

Cascata do Arado

⇒ MIRADOR DE PEDRA BELA

A pocos kilómetros de la Cascata do Arado se encuentra este mirador que nos ofrece unas fantásticas vistas de toda la Albufeira da Caniçada. También lo visitamos.

Albufeira da Caniçada

Albufeira da Caniçada

⇒ TRILHO DA ÁGUIA DO SARILHAO

Muy cerca de Campo do Gerês se encuentra esta ruta de unos 9 kilómetros, que comienza junto al Museo Etnográfico y que aparecía desviada y falta de señalización, por lo que, a pesar de dar varias vueltas para intentar localizarla, no pudimos llevarla a cabo.

En esta página podeis ver todos los trilhos o rutas de senderismo que hay en la zona, a cual más recomendable.

⇒ MATA DA ALBERGARIA

Otra de las zonas imperdibles en Peneda-Gerês es este bosque, que visitamos el primer día de nuestra estancia en el parque, a pesar de la niebla. Está formado por robles centenarios y además conserva parte de la vía romana que llevaba a Braga, con sus pétreas marcas miliarias a lo largo del camino.

⇒ PRESA DE VILARINHO DA FURNA

Sguiendo camino de regreso, en la misma zona de Campo de Gerês, encontramos la Presa de Vilarinho da Furna, un antiguo poblado romano que fue sepultado por el agua en 1972, y cuyos restos pueden verse emergiendo de la presa cuando el nivel del agua está bajo.

Presa de Vilarinho da Furna

En esta ruta nos encontramos con la famosa vaca cachena portuguesa, uno de los muchos animales típicos del Gerês.

Ejemplar de vaca cachena

 

SEGUNDO DÍA EN PENEDA-GERÊS

El día amaneció caluroso y soleado, por lo que decidimos dedicarlo también a la zona sureste del parque, para acabar subiendo hacia Portela do Homem. Hicimos las siguientes visitas.

⇒ ERMIDA

Comenzando la ruta en dirección Cabril, nos encontramos con esta pintoresca aldea en la que el tiempo parece haberse parado. Sus casas de piedra, sus caminos empedrados y su enclave paradisíaco la hacen verdaderamente especial.

Aldea de Ermida

⇒ CASCATA DE TAHITÍ

Pasando Ermida nos encontramos con la segunda cascada de esta zona y una de las más espectaculares de Peneda-Gerês: la Cascata de Haití, que también pertenece al Rio Arado.

Acceso a la Cascata de Tahití

El acceso es complicado y un cartel en su entrada advierte de peligro de muerte.

Cuando llegamos era temprano y no había nadie así que nos animamos a bajar a los primeros niveles, con extremo cuidado, para bañarnos en una de las lagunas que forma la caída de la cascada.

Bajada superior de la Cascata de Tahití

Poza superior de la Cascata de Tahití

Os sugerimos que no os perdais bajo ningún concepto esta cascada, aunque sólo sea para contemplarla desde las alturas porque es realmente bonita.

⇒ FAFIAO

En la zona de Fafiao hay distintas rutas de senderismo y además están las llamadas Sete lagoas, una sucesión de lagunas de muy difícil acceso que finalmente no visitamos.

Zona de Fafiao

⇒ CASCATA DE PINÇAES

Pasando Fafiao y siguiendo la carretera de Cabril, nos adentramos en la parte más oriental del parque. Es aquí, en Pinçaes, donde descubrimos una de las cascadas más recónditas que visitamos: la Cascata de Pinçaes.

Cascata de Pinçaes

Una vez se llega al pueblo del mismo nombre, hay que emprender una caminata que, si bien no es excesivamente larga, unos 50 minutos, sí es complicada por la absoluta falta de señalización.

Esto, unido a los obstáculos naturales, rocas, piedras con musgo, pendientes…hacen imprescindible el uso de calzado de agarre especial para senderismo.

La llegada a la cascada es algo dificultosa y en época de lluvias debe de ser simplemente espectacular, con sus aguas limpias, frescas y su especial ubicación.

⇒ CASCATA DE PORTELA DO HOMEM

En la zona de Portela do Homem, ya lindando con Ourense y el Xurés, se ubica esta bonita cascada de aguas color esmeralda.

Laguna en la Cascata de Portela do Homem

También es de acceso complicado, y hay que alejarse de la primera zona para alcanzar las lagunas más escondidas que nos permiten darnos un baño con mayor privacidad.

Laguna de la Cascata de Portela do Homem

Con Portela do Homem acabamos esta más que satisfactoria primera incursión en Peneda-Gerês y nos despedimos del parque con la promesa de regresar en primavera para disfrutar de nuevo de las cascadas, pero también hacer más trilhos o rutas de montaña.

Al estar Portela do Homem junto a la frontera española que da al Xurés, el parque natural orensano que es continuación de Peneda-Gerês, regresamos a Galicia por Ourense, haciendo una parada técnica en las termas de Bande.

Pero esa es otra historia…

———————————————–

Si te interesa nuestro contenido recuerda que en la parte superior del blog puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir cada uno de nuestros artículos en tu correo electrónico y así no perderte ni uno. 

Si necesitas buscar alojamiento te sugerimos BOOKING, donde encontrarás las mejores ofertas.

Si prefieres la comodidad de un apartamento, no dudes en utilizar AIRBNB. Si además reservas a través de nuestro enlace recibirás 25 € de descuento.

Por último, no olvides que un buen seguro te puede sacar de un importante apuro. Nosotros confiamos nuestros viajes a IATI SEGUROS y nunca nos falla.

⇔ De acuerdo a nuestra política de transparencia, te recordamos que utilizar los enlaces de afiliación no conlleva ningún coste para nuestros lectores, pero para nosotros supone un medio para mantener el blog activo. Te agradecemos su uso y esperamos que te resulten útiles.

Comparte en tus Redes Sociales

6 thoughts on “Peneda-Gerês, un paraíso natural en el norte de Portugal”

  1. Te sigo en instagram y me gustaría saber si es posible llevar comida y cocinarla o calentarla en el hostel en el que os alojasteis.Muchas gracias.
    Ana

    1. Hola Ana.
      Gracias por leernos, seguirnos y dejarnos tu comentario. ¡No sabes cuánto se agradece!
      Nuestro hostel tenía cocina pero no la utilizamos,sólo usamos el microondas para calentar, ya que nos llevamos comida para los dos días.
      Yo creo que sí puedes utilizar la cocina, pero lo mejor es que contactes directamente con el alojamiento y que te lo confirmen por si en algún momento cambia esa situación.
      Espero que lo disfrutes y este post te sirva de ayuda.
      ¡Un saludo!

  2. Hola,me encantan el blog y la ruta por A Peneda Geres.
    Queremos ir la próxima semana santa,¿crees que será buena época y que merecen la pena solo tres dias? Gracias

    1. Hola Nuria, ¡gracias por tu amable comentario!

      Yo creo que Semana Santa, que es primavera y además cae hacia mediados de Abril, puede ser muy buena época. Todo depende de si llueve o no, y eso es imprevisible.
      Pero como temporada yo lo veo ideal, de hecho nosotros queremos volver en primavera.

      Con respecto a los días, el parque es muy grande y bien merece que se le dediquen al menos 4-5 días, sobre todo si quieres hacer rutas de senderismo. Pero no siempre se puede ver todo y si sólo tienes 3 días puedes aprovechar para descubrir bastantes cosas.
      Nosotras fuimos sólo 2 días pero como primera aproximación nos dimos por satisfechas.

      ¡Disfrútalo mucho y ya nos cuentas!

    1. Hola Salodari!
      A vosotros seguro que os encantaría. Hay muchas rutas de senderismo y otras que llevan a diversas cascadas.
      Muy, muy bonito. Y una opción que está muy cerca.
      ¡Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *