Ámsterdam con niños: venciendo prejuicios y convencionalismos

Imprimir
Antes de visitar Ámsterdam con mi hija recibí diversas opiniones sobre la ciudad y lo poco recomendable que es visitarla con niños: que si el Barrio Rojo, el consumo de marihuana, la exhibición de prostitutas en los escaparates…

Como siempre, filtré consejos, recomendaciones y allá nos fuimos, en pleno diciembre, rumbo a una de las capitales más liberales de Europa, dispuestas a conocer por nosotras mismas ese ambiente tan libre e independiente, característico de la ciudad.

Una vez conocida, diré que Ámsterdam no sólo no me ha parecido poco apropiada para visitar con niños, si no que, a mi juicio, es una de las ciudades europeas más adecuada y recomendable para visitar con niños que conozco.

Ni la gente va fumada por las calles, ni el ambiente es de fiesta continua, ni el Barrio Rojo es un lugar tan escandaloso y sórdido como parece.

Ámsterdam es una ciudad tranquila, muy acogedora y segura, perfecta para recorrerla con niños, ya sea a pie o en bicicleta.

¿Damos un paseo por Ámsterdam con nuestros hijos?

RAZONES PARA CONOCER ÁMSTERDAM CON NIÑOS
  • ES UNA CIUDAD PEQUEÑA

Ámsterdam es una ciudad bastante compacta y tiene el tamaño perfecto para recorrerla caminando. Es una ciudad totalmente llana, aunque tiene bastante empedrado pero eso no dificulta el paseo con sillas de bebé o bicicletas.

Calles de Ámsterdam

No es necesario utilizar transporte público, porque todos los puntos de interés se encuentran próximos entre sí. Esto facilita bastante las visitas y además supone un ahorro en bono transporte.

De todas formas, si nos cansamos, lo más cómodo y rápido es tomar un tranvía, que es el medio de transporte más utilizado.

  • ES UNA CIUDAD ECOLÓGICA

Ámsterdam es, junto con Copenhague y Estocolmo, una de las ciudades más ecológicas del mundo. Curiosamente estas tres ciudades se caracterizan por el gran número de gente local que usa la bicicleta como medio de transporte de forma exclusiva y habitual. Tanto es así, que las bicis tienen preferencia sobre los peatones.

En nuestro viaje a Ámsterdam en invierno nos llamó poderosamente la atención ver como, a pesar de la nieve y el frío, los holandeses seguían utilizando sus bicis para desplazarse por la ciudad, sin inmutarse y haciendo gala de un equilibrio y destreza envidiables.

Bicicletas, Ámsterdam

Ya sabes, si viajas a Ámsterdam fuera de la temporada de invierno “haz lo que vieres” y anímate a alquilar una bici. Las hay con carrito para llevar a bebés y niños pequeños. Es un plan muy divertido para todos.

  • OFERTA CULTURAL Y DE OCIO

A pesar de ser conocida por otros motivos menos pedagógicos, Ámsterdam tiene una oferta cultural y de ocio bastante completa para toda la familia.

El Museo de Van Gogh, la Casa de Anna Frank, el Museo Madame Tussaud, el Museo Nemo, la Biblioteca Municipal…son atracciones que no podemos dejar de ver en una visita a Ámsterdam con niños.

Rijksmuseum, Ámsterdam

También incluiría en este punto el Rijksmuseum, que bien enfocado puede suponer una experiencia muy enriquecedora y atractiva para vivir con los pequeños de la familia.

El Mercado de Flores o Bloemenmarkt, es otra de las citas imprescindibles en la bonita ciudad holandesa.

Mercado de las flores o Bloemenmarkt, Ámsterdam

  • ENCANTO DE SUS CALLES Y CANALES

Tan sólo por disfrutar de su exquisita arquitectura, con una de las casas más estrechas del mundo (en Singel, nº 7), ya merece la pena hacer un viaje a la capital holandesa.

Si además nos detenemos en sus muchos canales (Singel, Pinsengracht…) le sumamos un crucero por el río Ámstel y acabamos el día paseando por sus magníficos parques (Voldenpark), tenemos un par de alicientes más para que los niños disfruten de unos días inolvidables.

Crucero por los canales, Ámsterdam

  • LUGARES DE INTERÉS EN LAS AFUERAS

A pocos kilómetros de Ámsterdam tenemos varios puntos de interés para hacer unas cuantas excursiones y completar nuestra escapada.

Las más conocidas son las excursiones de un día a los pueblos de Waterland, a 30 minutos en bus desde la ciudad (Marken, Volendam, Edam, Monnickendam…), Zaanse Schans, Utrech (a media hora en tren), La Haya (a una hora en tren).

Tanto el tren como el bus se toman en la Estación Central de Ámsterdam.

Rincones de Volendam

Nosotras estuvimos 4 días completos en Ámsterdam y dedicamos uno de ellos a conocer Marken, Volendam y Edam, una salida desde Ámsterdam especialmente recomendada con niños, que podrán disfrutar del encanto de los pequeños pueblos pesqueros y de la naturaleza a tan sólo unos pocos kilómetros de la capital.

DESMONTANDO EL BARRIO ROJO

Llegamos a la zona que más polémica y controversia crea a la hora de visitar Ámsterdam con niños: el Barrio Rojo.

El Barrio Rojo está ubicado en el centro de Ámsterdam, muy cerca de la Plaza Dam. Es una de las zonas más visitadas de la ciudad, conocida por su ambiente liberal, los coffe shop y la exhibición de prostitutas en los escaparates.

The Bulldog, el primer coffe shop de Ámsterdam

Más allá del debate sobre la prostitución y mi opinión personal sobre lo indigna y machista que me parece la exhibición de mujeres como si fueran trozos de carne para el disfrute de los clientes; más allá de lo que supone poder consumir de forma legal en algunos locales determinadas sustancias que en casi toda Europa están prohibidas…la verdad es que pasear con niños, a plena luz del día, por el Barrio Rojo, no es para tanto.

El panorama que nos vamos a encontrar de día, incluso en las primeras horas de la tarde-noche, en este mítico barrio es eminentemente turístico.

Decenas de turistas pasean por las calles del Barrio Rojo, movidos por el morbo y la curiosidad que despierta el supuesto ambiente liberal de esta zona de la ciudad.

Canales de Ámsterdam en el Barrio Rojo

Nos encontramos con muy pocos escaparates con mujeres a esas horas, y algunos sex-shop con productos bastante llamativos en sus vitrinas. De nosotros depende qué explicación dar a nuestros hijos sobre estos temas y lo que queramos profundizar en ellos.

Supongo que en plena noche el ambiente cambia y los consumidores de prostitución se acercarán a la zona, pero en pleno día y cuando comienza a anochecer, que es cuando nosotras nos dimos un paseo por el barrio, el ambiente en absoluto es sórdido o poco recomendable y se puede pasear perfectamente con niños, de hecho nos encontramos con numerosas familias por las calles.

Espero haberos aclarado algo al respecto.

CONCLUSIÓN

En definitiva, Ámsterdam es una de las ciudades de Europa más “child friendly”, es decir, más recomendable para visitar en familia.

A su tamaño, perfecto para recorrer caminando, se unen sus muchos atractivos culturales y de ocio, la belleza de sus calles y canales y la opción de realizar salidas de un día a localidades próximas con mucha facilidad.

¿Has viajado a Ámsterdam con tus hijos? ¡Pues ya estás tardando!

——————————————–   

Si te interesa nuestro contenido recuerda que en la parte superior del blog puedes suscribirte a nuestra newsletter para recibir cada uno de nuestros artículos en tu correo electrónico y así no perderte ni uno. 

Si necesitas buscar alojamiento te sugerimos BOOKING, donde encontrarás las mejores ofertas.

Si prefieres la comodidad de un apartamento, no dudes en utilizar AIRBNB. Si además reservas a través de nuestro enlace recibirás 25 € de descuento.

Por último, no olvides que un buen seguro te puede sacar de un importante apuro. Nosotros confiamos nuestros viajes a IATI SEGUROS y nunca nos falla.

⇔ De acuerdo a nuestra política de transparencia, te recordamos que utilizar los enlaces de afiliación no conlleva ningún coste para nuestros lectores, pero para nosotros supone un medio para mantener el blog activo. Te agradecemos su uso y esperamos que te resulten útiles.

Comparte en tus Redes Sociales

2 thoughts on “Ámsterdam con niños: venciendo prejuicios y convencionalismos”

  1. A mi marido y a mí nos decían lo mismo.Que si al final llevábamos a los niños a Ámsterdam no fuéramos bajo ningún concepto al barrio Rojo.
    Pero fuimos.Y de día es un barrio de lo más tranquilo.Hay muchos prejuicios que se curan viajando.
    Os seguimos.
    Sandra Garland

    1. Hola Sandra.

      Efectivamente, la mejor manera de curar los prejuicios es enfrentarlos.
      En este caso la mejor forma de comprobar por uno mismo cómo es una ciudad es viajar a ella y filtrar los consejos y opiniones siguiendo siempre el criterio propio.

      ¡Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *